Seguidores

domingo, 14 de marzo de 2010

Desierta osadía


El mar me devuelve tu nombre
Despojado de dudas y ausencias,
Olvidando que fuimos el norte
Y el sur de las noches aquéllas.

El mar me recuerda el perfume
Que dejara en mi almohada tu esencia,
Como flor que guarda en un libro
Y que el tiempo nos deja en herencia.

Pero no me devuelve tus besos
Que se fueron la noche de un día,
Y dejaron mis labios resecos
Y mi vida en desierta osadía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario