Seguidores

domingo, 29 de mayo de 2011

Buena siembra





A la vera del río
fui dejando semillas
en las tardes de estío
cuando apenas crecía
y dejaba la infancia
vestida de risas.
A la vera del río
fui dejando mis risas
en las tardes de otoño
de oropeles teñidas
naufragando en ausencias
que llegaron un día
por quedarse en inviernos
de noches impías.
Pero fueron las siembras
de semilla elegida
cada una a su tiempo
cada cual en su día
y esta noche de frío
con la hoguera encendida
voy dejando una estela
en la faz de mi vida...
dos poesías
un verso
dos amores
un día
una estrella
y un beso
y la paz
merecida.

2 comentarios:

  1. impresionante,tus versos crecieron en intensidad junto a ti,de niña a mujer.
    besos

    ResponderEliminar