Seguidores

lunes, 19 de septiembre de 2011

Con los niños no!

 Con los niños no!


A la memoria de Candela Sol Rodríguez
 y en la suya, a la de todos los niños muertos
 en manos de asesinos a sueldo.

Ella no habrá de volar
porque cortaron sus alas,
ella no habrá de soñar
porque no despertará.
Ya no tendrá primaveras
coloreando sus mejillas
ya nunca más una escuela
albergará sus mochilas.
Mientras el mundo disputa
a quien habrá que culpar,
la niña yace en su tumba
sin pecado por purgar.
Lentamente el mundo rueda
lentamente va olvidando
la sonrisa de Candela
ya se va desdibujando.

Que no se apiaden los cielos
de las almas asesinas
que no se olviden los hombres
que el culpable aún camina
por entre todos los hijos
de esta tierra arrepentida
de haber parido alacranes
que a la niñez sacrifica.

Que no se apiaden los cielos
de las almas asesinas,
que no se apide el infierno
de quien a su puerta arrima.

Que no se olviden los hombres
que hay que impartir justicia.


2 comentarios:

  1. Terrible realidad, preciosamente plasmada en estas letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que no se olviden , porque en este mundo cruel la sensibilidad pasó de moda, y la barbarie y el morbo duran el momento que tardan en cometer otro homocidio.Pobre Candela, pobre los niños, pobres nosotros amiga. Gracias por recordarla en esta forma, eres muy dulce, mil abrazos poeta.

    ResponderEliminar