Seguidores

lunes, 10 de octubre de 2011

Soplando estrellas

Soñó de niña
que bastaba con lanzar un deseo
para que el cielo
se poblara de sueños.
Sopló estrellas
y en algún lugar del camino
los sueños se perdieron
y los deseos fueron
un recuerdo.
Creció esperando
y fue deshojando ilusiones
que también volaron
como las estrellas.
y fue creciendo
olvidando amores y recogiendo frutos
sinsabores que ya no son
y soles que no serán.
Y afuera
cuando el frìo arrecia
mira sus leños
y llora.
Pensando en aquéllos
que pasan frío
que sufren hambre
y el abandono.
En los que nunca
apostarán al amor
olvidando el poder.

Esa niña hoy ya no sueña.
Sólo vive y observa
vuela
más allá de todos los tiempos.



8 comentarios:

  1. "Este niño que ya no sueña"
    te manda su gratitud con un cariño muy grande y más llegando de ESA TIERRA TAN QUERIDA....HE LEIDO TU
    COMENTARIO DEMOSTRANDOME QUE VES
    como yo...y mucho que callo por vivir un día más amando, escribo conciso, como verso para que la verdad sea diáfana...Muchos besos y hasta siempre.

    ResponderEliminar
  2. Somos muchos los que hemos dejado de soñar y sólo vivimos el día a día esperando no sea más cruel que el anterior.
    ¡Cuánto queda por hacer para vislumbrar alguna posibilidad de crear un mundo justo!
    Un beso, Aguamarina

    ResponderEliminar
  3. siempre hay sueños en el corazon de una niña
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Este poeta que ha dejado de soñar es un niño triste que ve con dolor como sige girando la noria mientras tantos más van quedando abajo sin poder jugar...

    te envìo un fuerte abrazo y mi agradecimiento por haberte detenido en mis letras.

    ResponderEliminar
  5. A veces me pregunto si en algún momento no es necesario, acaso, dejar de soñar para poder echar un vistazo a la realidad en la que estamos inmersos, para quizàs, sólo quizás, luego podamos encontrar un camino más seguro... Estimado Juan... a veces es necesario bajar y poner los dos pies en la tierra, porque no podemos ser indiferentes pasajeros en este mundo...
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Carna... mi querido amigo... me gustaria pensar que asì es... de alma lo digo... me gustaría pensar que siempre hay sueños en el alma de los niños... pero me quedo pensando si algunos niños tendràn noción de que en algùn lugar... un mundo mejor es posible? si imaginan que se puede leer o escribir? A veces pongo un piè en la tierra, a veces los dos... y te aseguro, que busco una nube cualquiera para poder volver a viajar soñando...

    un fuerte abrazo y gracias por estar amigo!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo sigo soñando, porque quiero, por mi y por mis hijos y porque fueron los sueños los que me salvaron muchas veces, aunque me llamen de ilusa, aunque sepa que son mas las pesadillas, desde niña supe que el mundo es un lugar terrible, no tuve que esperar mucho para conocerlo por eso casi siempre ando como tu aguamarina, tratando de pisar lo menos posible. Un poema triste y bello que deseo no sea tu sentir, deseo que sigas "renanciendo desde tus cenizas" aunque ello signifique que te has quemado amiga querida. Siempre es bueno vivir a pesar de todo, mil abrazos desde aquí cerquita.

    ResponderEliminar
  8. querida Nahir... quien no tiene sueños va renunciando por anticipado a un futuro que desconocemos...
    Los soñadores han cambiado al mundo... bienvenidos ellos!

    tus comentarios siempre ricos me reconfortan mucho

    abrazos!

    ResponderEliminar