Seguidores

domingo, 22 de enero de 2012




Ya no te quiero...

Ya no necesito el aliento
vital de tus labios.
Olvidé tus caricias
y el calor de tus manos.
Ya no te quiero, es cierto.
Se escaparon los recuerdos,
los misterios y el encanto.

Ya no te quiero, es cierto.
Se borró el último verso
con las sales de mi llanto.
Ya no te quiero, es cierto.
Ni añoro tu letargo.
Renuncié a la utopía
y a los sueños en vano.

Ya no te quiero, es cierto.
Ya no late en mis venas
la ilusión del pasado.
No recuerdo la pena,
ni el dolor, ni el descaro.
Ya no te quiero, es cierto.
Ni cerca ni lejano.

Ya no te quiero, es cierto.
Ni en tu futuro incierto
ni en tu ayer abandonado.
Náufrago del desierto
infinito del desgano;
viajero infatigable
en procura de milagros.

Ya no te quiero...
es cierto.

Pero... aún te amo.

4 comentarios:

  1. Bellos versos Aguamarina,con un final inesperado pero sublime.
    No es lo mismo,en efecto,querer que amar.Los que alguna vez hemos amado lo sabemos...

    Un placer pasar por tu casa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Casi todos saben querer, pocos saben amar
    Y es que amar y querer no es igual
    Amar es sufrir, querer es gozar.
    Hermosa poesía.

    ResponderEliminar
  3. Jerónimo, me halagas con tu presencia... gracias por tu rico comentario.

    Un placer recibirte en mi casita... pasa cuando gustes, siempre hay café...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Rober... que siempre la vida nos deje un espacio para el amor... los querer pasan... los amores quedan...

    gracias por pasar...

    un abrazo!

    ResponderEliminar