Seguidores

jueves, 30 de enero de 2014


Como es arriba es abajo


Camino a casa

Entre peñascos, bosques, ríos y correntosos
bajo nubes de invierno
con el viento a mis espaldas
impulsándome
recorro el camino a casa

sé que me esperan los brazos de nuestro padre
abiertos en cruz

con el auxilio del amor los riscos son menos escarpados
la nieve de los tiempos menos fría
el horizonte es más cercano
el descanso prometedor

entretanto miro el atardecer
detrás de mí, delante de mí
allí donde dirijo la mirada veo el sol esconderse
llamaradas de bermellón tiñen mi cielo
mis ojos
mi razón

sé y me sé

por eso continúo caminando
sin morrales ni remembranzas
sin ataduras ni promesas

vuelvo feliz
sin fracasos ni deudas
libre de cadenas o condenas
vacía de remordimientos
sola

Abrazo la vida mientras la lluvia borra mis huellas
volteo mi cara al cielo
siento que billones de estrellas me auxilian
deslizándose camino abajo
hasta llegar a mi pecho
donde una flor se abre
buscando la luz

la noche me envuelve  el camino es oscuro
sosiego silencio quietud
delante de mí detrás de mí
en mí

recostada en las alas de las tinieblas me entrego
al sueño expiatorio
descanso

me espera un largo camino
inventaré mis propios soles
crearé mis amaneceres y conquistaré las cimas más escabrosas

venceré el embaucamiento de la autocompasión
-corrupción sin escrúpulos de los tibios-

merecedora de la gloria
alargaré los brazos
para sentirme merecedora
de la infinitud del universo.
aguamarina

No hay comentarios:

Publicar un comentario