Seguidores

jueves, 30 de enero de 2014




La casa de cóndor.

Su refugio el cóndor busca
en fríos andes del sur
en las cimas que son suyas
encuentra su plenitud.
Vuela el ave porque es libre
y anidando en la quietud
halla la paz que redime
en la sublime altitud.
Mansa anida en altas cuevas
en monógama actitud.

Nace el pichón en alturas
y en la altura aprenderá
las que serán las conductas
de la enseñanza ancestral
que sus padres macho y hembra
en dos años le darán
hasta que en vuelo inicial
despliegue amplias sus alas
y vaya en busca del sino
que la vida le ha de dar.

Mensajero de los Dioses
de los andes ,colosal
ave sagrada del reino
de arriba, wasi kuntur.

aguamarina

No hay comentarios:

Publicar un comentario