Seguidores

lunes, 21 de mayo de 2018

Paralelos




Caminos Paralelos

Quizás nunca podamos unir nuestros caminos,
no.
Quizás sea el destino que a donde dirijamos
nuestros pasos siempre van
por sendas paralelas.
No está mal...
La vida nos ha dado la gracia de encontrarnos
de compartir los años de nuestra juventud
de andar siempre a la par
librando las batallas
de la vida, el trabajo,
las cuitas y el amor.

Las pausas nos signaron
nos llevaron, invisibles, tomados de la mano
reconociendo huellas
adivinando esencias
sentenciando mañanas
desde un ayer ingente
-alianzas incorpóreas-
que nunca acabarán.

Todos los caminos nos unen

domingo, 20 de mayo de 2018

Sombras



Sombras

Sumida en un letargo relativo
oscilo entre el soñar y el despertar
y pasan las figuras que a mi vida
le dieron mil excusas para llorar.
Y lucho en la parálisis que sujeta
todo movimiento a realizar
y pasan las sombras una a una
sigilosas no dejan de pasar.
Pesan los párpados, mis ojos
no osan abrirse a la luz
un pesado sopor me apesadumbra
y quiere al corazón desvencijar.
¿Avisos que llegan en reposo?
¿Sueños, premoniciones, más allá?
¿Altares de pasadas pesadillas?
Fantasmas y visiones que retornan
como aves de rapiña a devorar
las horas de descanso o de alivio
y el resto de mi alivio y de mi paz.


viernes, 18 de mayo de 2018


 Un sueño nos unió... sueño insondable
más allá de todas las quimeras
sin promesas, juramentos, sin anillos
porque al alma le sobran las palabras.
Los regalos de hojalata no hacen falta
ni los carros con flores adornados
nos tuvimos al aire comulgando
en cópula de pasiones atrapados.
Y siguen las mañanas alumbrando
con soles en todos los caminos...
quizás nunca crucemos la barrera
más nunca estaremos separados.
Todos los caminos nos unen

miércoles, 9 de mayo de 2018

El Puente


El puente es largo y alto, borroso es a mi vista
con dudas lo transito, vacila mi sentir
no alcanzo a divisar a donde éste culmina
-no miro para atrás-
Debajo corren aguas, celestes cristalinas
mansamente y con brillo, cual manto celestial.
Mas el puente se mueve mis ansias se duplican
no diviso la meta y no vuelvo la vista
pero sé que me llaman
que no debo cruzar.

Me inquieta sentir que abandono mi objetivo
que otra vez, como tantas, retrocedo en mi empeño
-desazón desilusión-
No me veo volver, pero sé que lo hago
también sé quien me llama
y el para qué de la acción.

Y aunque la cobardía parezca prioritaria
en mi sangre y mi esencia
hay algo que me indica
que otra vez en mi vida
perder es ganar.

martes, 8 de mayo de 2018

Todos los caminos conducen al mar


Todos los caminos conducen al mar

Desde donde mires siempre hay un camino
siempre hay un camino que te lleve al mar
al mar que es vida, solaz, movimiento
movimiento eterno que viene y que va
que va como la vida sin pausa hacia destino
destino que te espera en la playa junto al mar
al mar que siempre elijo si quiero imaginar
imaginar el instante de irme al otro plano
al plano donde todo es sal, espuma, mar.

aguamarina

Timón


Tan sólo un día

Lo amé

Yo lo amé, sí, tan solo un día
con todas la fuerzas de mi ser
mas llegó la hora de la partida
y partí a cumplir con mi deber.
Yo lo amé, sí, tan sólo un día
así, sin futuro y sin ayer
tal día, juro, por gloria mía
fue la luz que me alumbró después.

aguamarina

lunes, 30 de abril de 2018

Paso Garibaldi


Una historia en el camino

Montaña, carretera y precipicio
emoción, adrenalina y soledad
recorrido con dolores, con ausencias,
con miedo, con angustia o ansiedad.
Así fui por el camino muchas tardes
en Los Andes colosales en austral
indómito paisaje, casi virgen,
y un camino que me lleva más allá.

Más allá de los misterios, los designios
un camino que debía recorrer
y saber como en Itaca los dolores,
tentación y soledades padecer.


Imponente la montaña nos protege
su energía nos transmite  solidaria
y en la nieve que acumulan sus paredes
la pureza multiplica aquellas aguas
que en verano cual cascadas infinitas
nos regalan el tesoro más preciado
universal reserva de agua dulce.

Y vamos transitando, el silencio
no se rompe, cual un templo
nos invita a serena reflexión
las alturas, la pureza, lo imponente
del paisaje que ante el hombre
se levanta como un muro sin lamentos
que nos lleva a enamorarnos del paisaje
que dibuja sobre el cielo
un castillo, grises muros, tejas blancas
y una magia que jamás se romperá.


sábado, 28 de abril de 2018

Ejercicio de memoria emocional



Vuelven a quedarse las manos vacías
Temblando de miedo por lo que vendrá
Mientras veo lejana la vana alegría
Que lleva en sus risas mi peor vanidad.
La nada me espera en las horas sin vida
Mirando a lo lejos la felicidad
Mi mente agotada mi fe consumida
Palpando do mire descaro y maldad.

A veces es necesario hacer un recorrido por nuestra memoria emocional. No sé si sea útil la historia revisionista, pero lo que sí creo que es bueno es revisar nuestra propia historia. Recordar el camino que tuvo piedras o espinas, para terminar de comprender los por qués que invaden nuestros presentes, y poder luego transmutarlos en los para qués que no nos atrevimos a hacer en su debido tiempo.


viernes, 27 de abril de 2018

Frente al mar

Frente al mar

La vieja reza en el puerto
austral de los pescadores
van quedando sus dolores
con ése, su nieto muerto.
Bajo un cielo hoy cubierto
por nubes de hielo y llanto
no existe Virgen ni Santo
que a una madre den consuelo
con sus penas hago duelo:
Dios la cubra con su manto.


martes, 24 de abril de 2018

La Poesía Náufraga

Fue un simple intento de bogar en mares nuevos
de buscar albor y auroras, de no claudicar
al avance del tiempo que apabulla a desvelos
agonías y ausencias que no tienen final.
No hay palabra más triste que aquella que has callado. La palabra que nunca querrás pronunciar, pues no hay nada más triste que pensar que ya nunca... que ya nunca, ya nunca has de volver a amar.
Y piensas en la noche que eterniza la ausencia, cual poesía que en aguas tumultuosas naufragan, y es en ese espacio tiempo donde sientes que ya te has convertido en polvo, de ése que fue origen y luego... luego fue final.
Al punto de partir, de entregarte a las sombras, en ese último soplo que no sabe a derrota, te sujetas a la espuma de la postrer ola que despeinada al viento, no quiere claudicar.


El cielo se estremece en las noches del plata
ruge el viento en la cresta de las olas del mar
centellea la viera tormenta ¡Ya estalla!
y en silencio se quedan dos almas que no están...

que se buscan, se ocultan, que se niegan, se entregan
que no hallan la forma de su amor expresar
mientras llueve el silencio en la sombra escarlata
que fluye por las venas mientras van a soñar.

Se refugian, se cuidan, se colman, se prodigan
con candor cual amantes que a la vida se dan
con asombro de niños, con fulgor de esmeraldas
mientras llueve en la noche que no tiene final.

Mar del Plata
2009





Pehuen-Có. Argentina

Huellas en la arena

Doce mil años, sí, doce mil
hace que transitaron en esta playa
y esas huellas quedaron.

¿Cuánto dura la eternidad?
¿Así serán las huellas
que quedan en mi alma
por los que amé y los que amo
por quienes fueron y ya
no caminan junto a mí?




lunes, 23 de abril de 2018



La nada

Cuando la vida va marcando los caminos y las huellas se borran
Cuando los recuerdos se acumulan y los mañanas cesan...
Cuando los adioses se multiplican  y las bienvenidas no son
Cuando los cielos se cubren de plomos y los plomos coartan vidas
Cuando las sendas se estrechan y las encrucijadas suman
Cuando el corazón cruje y el alma llora
Cuando dividir multiplica
sólo nos queda
la nada.





Imagen  propiedad de Carlos A. Nally

domingo, 22 de abril de 2018

Notas del camino

No vuelvas la vista atrás, me dijeron antes de partir, y así lo hice, anduve kilómetros y kilómetros mirando el mar junto al que la ruta me llevaba de vuelta al continente. Luego adelante, siempre adelante... Piú Avanti!
Así recorrí la ruta hasta que pisé suelo continental. Y al fin de pié junto al Estrecho de Magallanes, miré el horizonte, la historia, la tierra, la vida que dejaba atrás.
Ahora, que la vida me vuelve a sacudir y reveo mis días, me arrepiento de no haber mirado hacia atrás. Quizás por eso, en tardes como ésta, vuelven a mí paisajes, momentos, afectos, miedos, incertidumbres, esperanzas... emociones irrepetibles que de algún modo vuelven a sumar vida a la vida.

Poesías en el camino


sábado, 14 de abril de 2018

Aquí
desde la orilla
naufragando sueños
cierro los ojos
despojados de anhelos
para ser tan solo una noche
la musa de tus sueños.


jueves, 12 de abril de 2018

Nostalgias de mujer

Andando fui por caminos
que creí no conocer,
la vista sobre el destino
retorno desde mi ayer.
Al partir dejé una vida
al volver también perdí...
la aventura concebida
del mundo allá en el fin.
En el camino hacia el norte
no volví la vista atrás
con emoción, sentimientos
que no olvidaré jamás.
Al partir siempre se muere
volver es partir otra vez
y en esas muertes pequeñas
perdí lo que me hizo feliz.








Sobre los caminos

No hay caminos, no hay senderos, 
como estelas en el mar
ilusiones de un momento
que nunca podrás tocar.
Una alondra cruza a vuelo
dorados campos, trigal
pero nunca nunca podremos
su raudo vuelo tocar.
Así voy por el camino
a veces dejando huellas
otras veces sin pisar
pero dejo en cada paso
lo mejor que pude dar:
 siempre amando y amando
porque nací para amar.

domingo, 12 de octubre de 2014

Inimputable
(Soneto incorrecto)

Quien esgrimió el puñal no se arrepiente
la herida que causó no le interesa
su goce fue asestar, aún de espaldas
un golpe abrumador, funesta hazaña.

Cebado cual un perro busca sangre
donde saciar la sed -macabra suerte-
atrapado en la rueda del destino
la salida final no la presiente.

Condenado al absurdo es como Sísifo
inútil su escalar hacia una cima
para volver a andar tras su miseria.

Quien esgrimió el puñal no se arrepiente
-inimputable es-  un alienado
vano en su astucia, hiriendo vivirá.
Vendedor de ilusiones

¡Sueños, baratijas vendo!
¡Esperanzas de colores,
utopías las mejores
para las almas... atuendo!

El mercader de ilusiones
voz en alto pregonaba
-con palabras que adornaba-
fruslerías por sermones.

Con embeleso mayor
la dulce joven leía
una tierna poesía
¡Era un milagro de amor!

Entre el afán y el contento
y al sentirse ilusionada
se imaginó ya casada
-turbado su entendimiento-.

Espejismos e ideales
animaron su quimera
hasta que fue prisionera
del más triste de los males.

Esperó noche tras noche
destejida en su desvelo
pugnando en el desconsuelo
que propiciara el fantoche.

Una lágrima furtiva
empañó sus dulces ojos
y despojada de enojos
escribió fatal misiva:

"Incontables fantasías
señor, supo usted vender,
mucho tuve que perder
por sus promesas sombrías.

Mas al andar los caminos
y la vida dé sus frutos
usted vestirá los lutos
de sus embustes cretinos,

Mientras yo triste princesa
de un fantasmal sueño de hada
guardaré como sagrada
mi fiel y final promesa:

Suyo fue y será mi amor,
sin importar las falacias
despertó usted mil audacias
que habitaban mi interior.

Aprendí que conocer
al hombre en su magnitud
le dio a mi ser plenitud
convirtiéndome en Mujer.

Mientras usted solo y triste
como un viejo mercader
nada tendrá que perder
pues su vida ha sido un chiste".
Los besos que no te di

Ahoga tu boca al viento
los besos que no te di
letanías de un pasado
amor que aún vive en mí.

Frente a otro mar otro enero
la certeza comprendí
fuiste brújula y camino
y en tus brazos me perdí.

Era la noche cuajada
de ilusiones un edén
sin mañanas sin ayeres
sin apegos ni desdén.

Hicimos de noche un día.
Carpe Diem. Eternidad.
Amor que nunca termina
amor que no tiene edad.

Añora el beso tu boca
para sentir completud
de tan castos fuimos parias
perdidos por la virtud.

Busca mi boca en el viento
los besos que no te di...
los besos de aquella boca
que fuera mía un abril.

aguamarina
A veces las ausencias son tan necesarias que uno no atina a preguntarse cuánto tiempo ha? Simplemente ha...

jueves, 30 de enero de 2014




La casa de cóndor.

Su refugio el cóndor busca
en fríos andes del sur
en las cimas que son suyas
encuentra su plenitud.
Vuela el ave porque es libre
y anidando en la quietud
halla la paz que redime
en la sublime altitud.
Mansa anida en altas cuevas
en monógama actitud.

Nace el pichón en alturas
y en la altura aprenderá
las que serán las conductas
de la enseñanza ancestral
que sus padres macho y hembra
en dos años le darán
hasta que en vuelo inicial
despliegue amplias sus alas
y vaya en busca del sino
que la vida le ha de dar.

Mensajero de los Dioses
de los andes ,colosal
ave sagrada del reino
de arriba, wasi kuntur.

aguamarina

Como es arriba es abajo


Camino a casa

Entre peñascos, bosques, ríos y correntosos
bajo nubes de invierno
con el viento a mis espaldas
impulsándome
recorro el camino a casa

sé que me esperan los brazos de nuestro padre
abiertos en cruz

con el auxilio del amor los riscos son menos escarpados
la nieve de los tiempos menos fría
el horizonte es más cercano
el descanso prometedor

entretanto miro el atardecer
detrás de mí, delante de mí
allí donde dirijo la mirada veo el sol esconderse
llamaradas de bermellón tiñen mi cielo
mis ojos
mi razón

sé y me sé

por eso continúo caminando
sin morrales ni remembranzas
sin ataduras ni promesas

vuelvo feliz
sin fracasos ni deudas
libre de cadenas o condenas
vacía de remordimientos
sola

Abrazo la vida mientras la lluvia borra mis huellas
volteo mi cara al cielo
siento que billones de estrellas me auxilian
deslizándose camino abajo
hasta llegar a mi pecho
donde una flor se abre
buscando la luz

la noche me envuelve  el camino es oscuro
sosiego silencio quietud
delante de mí detrás de mí
en mí

recostada en las alas de las tinieblas me entrego
al sueño expiatorio
descanso

me espera un largo camino
inventaré mis propios soles
crearé mis amaneceres y conquistaré las cimas más escabrosas

venceré el embaucamiento de la autocompasión
-corrupción sin escrúpulos de los tibios-

merecedora de la gloria
alargaré los brazos
para sentirme merecedora
de la infinitud del universo.
aguamarina


Dolor

Hay un dolor que se instala sin anunciarse
que rasga la piel
dejando escapar el alma por entre las hilachas

y uno se pregunta
cómo se hace para no sentir
cómo para no recordar el pasado ni pensar el futuro
cómo para no ahogarse con el llanto contenido
ante la condena sin opción
al silencio no elegido del inocente

cómo no sucumbir
cómo no aullar de dolor

preguntas sin sentencia
palabras que huyen por entre las grietas de la soledad

mientras
la noche regala estrellas
que no puedo ver detrás de mis lágrimas.

aguamarina

martes, 28 de enero de 2014

La memoria de la palabr




Evoco la palabra amor porque al pronunciarla
un bagaje de sueñosEvoco la palabra amor porque al phttp://www.universopoetico.com/t11712-la-memoria-de-la-palabraronunciarla
un bagaje de sueños y dulzuras invade mi mente
y entre sus vocales que se abren generosas
la fuerza de la vida penetra sutilmente.

Pronuncio la palabra amistad porque al pronunciala
se abren de par en par las ventanas de la vida
y rozan mi ser las alas de las almas de los amigos
trayendo reminiscencias de glorias compartidas.

Murmuro la palabra agua y al pronunciarla
mi paladar revive el sorbo de agua clara
que saciara mi sed alguna tarde aciaga
y en mi boca queda la sensación de calma.

Y ahora pienso... acaso las palabras tengan memoria
se graban en ellas nuestros sentimientos?
Transmiten tal vez el temblor de mis labios
cuando sin hablar digo lo que siento?

Si acaso las palabras tuvieran memoria
y acunaran en sus íes, en sus eles o en sus emes
cada emoción que embarga a quien las dice
para luego aunarse en el vastos cosmos todas entre sí?

Si acaso las palabras con su memoria cósmica
transmitiera a quien las pronuncie lo que otro sintió...
si tuviéramos la certeza de que en un vocablo
se graba la impronta de quien la emitió....

Si quizás, así fuera, si así sucediera, como creo yo
Seríamos capaces de evitar durezas, malas proyecciones,
iras, desvaríos, juicios de valor?

Seríamos capaces de cambiar al mundo
desde nuestro propio mundo interior?

Tendrán las palabras memorias de amor?
y dulzurEvoco la palabra amor porque al pronunciarla
un bagaje de sueños y dulzuras invade mi mente
y entre sus vocales que se abren generosas
la fuerza de la vida penetra sutilmente.

Pronuncio la palabra amistad porque al pronunciala
se abren de par en par las ventanas de la vida
y rozan mi ser las alas de las almas de los amigos
trayendo reminiscencias de glorias compartidas.

Murmuro la palabra agua y al pronunciarla
mi paladar revive el sorbo de agua clara
que saciara mi sed alguna tarde aciaga
y en mi boca queda la sensación de calma.

Y ahora pienso... acaso las palabras tengan memoria
se graban en ellas nuestros sentimientos?
Transmiten tal vez el temblor de mis labios
cuando sin hablar digo lo que siento?

Si acaso las palabras tuvieran memoria
y acunaran en sus íes, en sus eles o en sus emes
cada emoción que embarga a quien las dice
para luego aunarse en el vastos cosmos todas entre sí?

Si acaso las palabras con su memoria cósmica
transmitiera a quien las pronuncie lo que otro sintió...
si tuviéramos la certeza de que en un vocablo
se graba la impronta de quien la emitió....

Si quizás, así fuera, si así sucediera, como creo yo
Seríamos capaces de evitar durezas, malas proyecciones,
iras, desvaríos, juicios de valor?

Seríamos capaces de cambiar al mundo
desde nuestro propio mundo interior?

Tendrán las palabras memorias de amor?
as invade mi mente
y entre sus vocales que se abren generosas
la fuerza de la vida penetra sutilmente.

Pronuncio la palabra amistad porque al pronunciala
se abren de par en par las ventanas de la vida
y rozan mi ser las alas de las almas de los amigos
trayendo reminiscencias de glorias compartidas.

Murmuro la palabra agua y al pronunciarla
mi paladar revive el sorbo de agua clara
que saciara mi sed alguna tarde aciaga
y en mi boca queda la sensación de calma.

Y ahora pienso... acaso las palabras tengan memoria
se graban en ellas nuestros sentimientos?
Transmiten tal vez el temblor de mis labios
cuando sin hablar digo lo que siento?

Si acaso las palabras tuvieran memoria
y acunaran en sus íes, en sus eles o en sus emes
cada emoción que embarga a quien las dice
para luego aunarse en el vastos cosmos todas entre sí?

Si acaso las palabras con su memoria cósmica
transmitiera a quien las pronuncie lo que otro sintió...
si tuviéramos la certeza de que en un vocablo
se graba la impronta de quien la emitió....

Si quizás, así fuera, si así sucediera, como creo yo
Seríamos capaces de evitar durezas, malas proyecciones,
iras, desvaríos, juicios de valor?

Seríamos capaces de cambiar al mundo
desde nuestro propio mundo interior?

Tendrán las palabras memorias de amor?

Sueños que se borran



Sueños que se borran

No cuento las veces que lo he perdonado
ni las otras tantas que lo vi volver;
intentos bizarros, dudar o creer...
un paciente acaso en corazón cansado.

No cuento mentiras ni olvido verdades
en el derrotero de una vida infiel;
cual lienzo que guía a su amante pincel
esbocé a su tiempo , yo, mis realidades.

Pasado y futuro, tiempos que se funden
en intransigente despiadado hoy
aniquilan sueños, caminos confunden.

Hilvanando azares por mi senda voy,
recelos, temores hoy en mi alma cunden.
Sueños que se borran en las playas soy.



Tristeza de mujer

Tristeza de mujer

Tristeza de mujer, oculta tristeza
que viene de las entrañas de la tierra
a veces te conviertes en esa amiga
que calladamente espera, ama y sosiega.

Tristeza de mujer, en cascada eterna,
como manto de translúcida apariencia,
cubriendo alma, sangre, corazón y vida,
besa sin dejar huella, esa es su esencia.

Tristeza de mujer, tan callada y bella
tiembla en mi ser tu existencia cristalina,
gorrión de atardeceres, primera estrella,
sombra en la noche que junto a mí camina.

lunes, 8 de octubre de 2012


Otoño
caen las hojas:
olvido.
La mano
oculta el llanto:
gemido.
Congoja
tu rostro:padre
dolido.
El pan
es en tus manos
cual símbolo.
La vida
que hoy se te niega:
respeto.
Lágrimas
que me avergüezan
cual hija.
Tú, padre
lloras en mi alma
tan lejos.
Tan cerca...
tu llanto es mi llanto
por ti.
Tu gorra
tu angustia, dolor
tu mano.
Retrato
de las afrentas
injurias
de un mundo
que todo ofende...


Maltrata
hasta a sus padres...
¡Por Dios!

Nota: esta imagen la encontré en la web hace un par de días. No pude sustraerme al recuerdo de otro hombre, en otro lugar del mundo... con la misma expresión, el mismo dolor, la misma desesperanza.